martes, 30 de enero de 2018

POEMA A UNA ROSA


A UNA ROSA.

¡Yo te saludo, reina de las flores:
acarician tus hojas auras puras,
das al viento tus mágicos olores,
modelo virginal de la hermosura.
 
Descollando en el prado soberana
con tu corte de nardos y claveles,
la noche con brillantes te engalana
proclamándote reina en los vergeles.
 
El verde césped, cuál mullida alfombra,
nace a tus plantas por brindarte un lecho,
el arrayán te cubre con su sombra,
teniendo el cielo por tu solo techo.


Hay en tu esencia emanación divina
que embalsaman las auras del Edén,
en tu corola bella y purpurina,
reclina un ángel su inocente sien.

Si el arroyuelo pasa murmurando
entre tus hojas que amoroso riega,
sus protestas de amor te va contando
cuando a las flores sus halagos niega.
 
Cruza el bosque ligero y susurrante
cuando besa tus plantas con afán,
y en su seno de plata rutilante
guarda las hojas que a su paso están.
 
Yo vi una noche que alumbró la luna,
tu delicioso tallo estremecer...
extenderse una sombra en la laguna,
y mágica visión aparecer.
 
Cual un vapor su transparente velo
deja flotar sobre la blanca espalda,
alza la vista al estrellado cielo
ciñe su frente virginal guirnalda.
 
Unió su faz a la purpúrea rosa
sin doblegar su rama delicada:
pues era aquella sombra vaporosa,
una impalpable y misteriosa hada.
 
Hondo suspiro preludió su canto
lamentando la muerte de su amor,
mientras sellaba con su dulce llanto
la rosa entre sus labios sin color.

Luego en la arena se postró de hinojos
a la sencilla flor interrogando,
fijos en ellas sus velados ojos,
así le dice con dolor llorando....

«Guarda en tu seno de mi amor los goces
que ya pasaron para no volver
aquellas horas de placer veloces,
solo dejaron hondo padecer.»
 
«Adiós, dijo el hada suspirando!..
mis lágrimas serán tu rosicler,
ya la noche su manto retirando,
me señala la luz de amanecer.

«¡Quédate en paz! oh rosa de ventura,
que en mis ensueños el amor me dio,
hay en tu seno glorias y torturas...
mas ¡ay del pecho que tu espina hirió!»
 
Su postrer rayo despidió la Luna,
y aún la rosa se viera estremecer...
Sepultóse el hada en la laguna,
pues el día la hiciera perecer.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En esta sección de comentarios puedes dejar tus peticiones, mensajes, frases y poemas de amor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...